1. El mapa de los escondites
  2. El mapa de los escondites
  3. Visita guiada
  4. Vídeo TeleElx
  5. De sellado a tapado

Bajo el suelo de Elche

Visita guiada por el túnel de la Guerra Civil

Bajo el suelo de Elche
Visita guiada por el túnel de la Guerra Civil
Abriendo el suelo

Las catas arqueológicas frente al Mercado Central siguen dando sus frutos. Tras salir a la luz las infraestructuras catalogadas en las catas del año 2000, esta semana están empezando a excavarse nuevas zonas hasta ahora sepultadas por el paso del tiempo

En esta ocasión, los arqueólogos han descubierto bajo los escombros, la antigua entrada a un refugio de guerra. Según explica Ana Valero, arqueóloga de la excavación: "Sí se tenía constancia del refugio en la zona de la subida de la Pasarela hacia el Mercado, pero hasta esta semana se desconocía dónde estaba la puerta de entrada al mismo". El refugio está construido en la parte noroeste de la plaza por lo que no afecta al sótano del Mercado Central. 
 

Según las primeras hipótesis, esta entrada al refugio tendría una estructura como una boca de metro que cubría la escalera de entrada. Después de 1939 el refugio cayó en desuso y se tapió, quedando una trapa de alcantarilla como única entrada ya que se derribó el edificio de acceso y se sepultaron las escaleras.  

Ahora las catas del Mercado han sacado a la luz esta entrada original al refugio que sí estaba datado en el archivo municipal. Las excavaciones de las catas continuarán para seguir sacando a la luz más restos de la historia loca

El mapa de los escondites

La imagen cinematográfica que tenemos de los refugios de guerra, como espacios rectangulares y amplios, no se corresponde con la realidad que hay bajo nuestros pies. Prueba de ello son las imágenes que mostró TeleElx de los túneles bajo el Mercado Central, que conectan la plaza del Gran Teatro con la pasarela mediante unos estrechos pasillos.

"Se trata en muchos casos de túneles de escapatoria más que de refugios", apunta el historiador Miguel Ors, quien recuerda que no hicieron falta durante la Guerra Civil porque Elche "por suerte no fue bombardeada". Según un mapa elaborado por el delineante Antonio Ródenas, hay catalogados nueve túneles bajo la ciudad. Hemos recuperado ese mapa, gracias a la Cátedra Pere Ibarra, de la Universidad Miguel Hernández, de la que es director Miguel Ors. 

Los nueve refugios catalogados

Siguiendo su numeración, el primero corresponde al Paseo de Germanías, cuyo acceso estaba en el colegio Las Graduadas (actual Miguel de Unamuno). El segundo estaba en el Raval, desde la puerta de la iglesia de San Juan hasta la ladera pasando por la Plaza Mayor del Raval, donde en 1955 se desplomó el techo del túnel, hundiendo la plaza. En Puertas Tahullas, bajo el huerto de Puertas Coloradas está catalogado el tercero.


En el casco histórico de la ciudad encontramos tres juntos, con salida a la ladera del río. El nº4 discurría entre la plaza del Gran Teatro y la pasarelacuya entrada se ha encontrado en las catas junto al Mercado Central. El siguiente conectaba con la Pescadería (actual plaza de las Flores). Y el nº6 entre Santa María y la Casa de la Festa, a la altura de TeleElx. 

El séptimo discurre bajo el Carrer Ample y el Convento de la Merced; sin salida al río. Al igual que el nº8 que está en la calle Alpujarra, bajo el actual colegio de Ferrández Cruz. El último catalogado está junto al Huerto del Cura, bajo el parque don Julio

Existieron más refugios repartidos por el resto de la ciudad (Facasa, Altabix...). Estos escondites no están datadosen este mapa porque se trataban de almacenes subterráneos de fábricas.

Refugio nº1: Paseo de Germanías
Refugio nº2: Plaza Mayor del Raval
Refugio nº3: Puertas Coloradas
Refugio nº4: Entre la plaza del Gran Teatro y la pasarela
Refugio nº5: La Pescadería
Refugio nº6: Entre Santa María y la Casa de la Festa, a la altura de TeleElx.
Refugio nº7: Bajo el Carrer Ample y el Convento de la Merced
Refugio nº8:Calle Alpujarra, bajo el actual colegio de Ferrández Cruz
Visita guiada

Con linternas y las precauciones necesarias, el Ayuntamiento espera poder hacer visitables los restos que se han encontrado junto al Mercado Central. De esa forma se podrán bajar las escaleras que se abren en la Plaza de la Fruïta y que se han encontrado recientemente en las excavaciones arqueológicas que está realizando la empresa Estrats.

Túneles angostos

Túneles angostos

Los túneles miden dos metros de altura por metro y medio de ancho. Al haber poca luz y ser muy largos, dan una sensación claustrofóbica.

Para adentrarnos en la historia, es necesario descender los 18,5 metros de profundidad que tiene esta infraestructura. Fue construida con hormigón en el año 1937 por mujeres, niños y mayores para esconderse en caso de bombardeo durante la Guerra Civil. Afortunadamente no hicieron falta ya que Elche nunca fue bombardeada.

Una vez llegamos al final de la larga escalera, nos encontramos con un angosto túnel abovedado con dos metros de altura con las paredes revestidas de hormigón y el suelo embarrado. La luz de las linternas se pierde en la oscuridad y es que el túnel tiene varios metros de largo ya que conduce desde la pasarela hacia las cuatro esquinas, aunque se cree que en su momento llegaba hasta el Gran Teatro o la iglesia de El Salvador. 

De sellado a tapado

Una vez finalizada la Guerra, los refugios cayeron en desuso. De hecho, muchos se han tapiado al construirse nuevos edificios y aparcamientos subterráneos. Es el caso del nº4 sobre el que se edificó el aparcamiento del Gran Teatro o el nº5 bajo la plaza de las Flores. Aun así, quedan muchos tramos en buen estado. Es por ello que el Ayuntamiento ya ha adelantado que trabajará para conservar los restos encontrados bajo el Mercado y estudiará la posibilidad de abrirlos al público

Hasta entonces, el refugio seguirá tapado por precaución a la espera de un plan viable para hacerlo museo. Una forma de recuperar un trozo de nuestra historia, escondido bajo el suelo de Elche.